Durante una sesión de trabajo que encabezó el Presidente Constitucional en el estado Vargas, con parte de su equipo de gobierno, sostuvo que dirigentes de la derecha venezolana están desesperados por desestabilizar al país a través del sabotaje en servicios eléctricos, agua y de combustible.

“Ya hemos capturado y vamos a poner al servicio de la justicia a parte de este grupo que han sido atrapados con las manos en la masa, con pruebas físicas”, aseveró el Jefe de Estado.

Asimismo, aseveró que los grupos de inteligencia del Estado ha logrado neutralizar el complot y siguen tras las pistas de otros sospechosos.

“Llamo al pueblo a defender la paz, la tranquilidad que hemos ganado en este tiempo. A la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, pendiente a las fuerzas policiales, pendiente y elevar los niveles de defensas de nuestro pueblo”, concluyó el dignatario venezolano.