La declaración del bloque, integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, se produce un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, evaluase por primera vez una posible opción militar en Venezuela.

“El repudio a la violencia y a cualquier opción militar que envuelva el uso de la fuerza es inamovible y constituye base fundamental de la convivencia democrática, tanto en el plano interno como en el de las relaciones internacionales”, afirmó el Mercosur en un comunicado divulgado este sábado por la Cancillería brasileña.

Los países del Mercosur, añade la nota, continuará insistiendo, de forma individual y colectiva, para que Venezuela cumpla los compromisos que asumió, de forma libre y soberana, con la democracia como única forma de gobierno aceptable en la región